El siguiente post lo dedico a la cláusula inserta en todo tipo de préstamos suscritos con entidades bancarias que penaliza al prestatario con un importe, que normalmente viene fijado en 30 euros por posiciones deudoras o por descubierto.

Normalmente dicha cláusula viene inserta en las condiciones del préstamo en la cláusula número 4.

El contenido del texto, normalmente se describe así:

La entidad bancaria podrá percibir del CLIENTE o, en su caso, del/ de los Fiador/es una comisión de treinta euros (30,00 €) para compensar los gastos de gestión de impagados que se reclamen. Esta comisión se devengará en cada cuenta o contrato y por cada posición deudora vencida, originada por cualquier tipo de asiento, ejecución de garantía, amortizaciones, cuotas, intereses, comisiones o cualquier otro asiento.”

Dicha cláusula es abusiva y por tanto nula en base a lo siguiente:

  1. No discrimina periodos de mora, de modo que basta la inefectividad de la cuota en la fecha de pago prevista para que, además de los intereses moratorios, se produzca el devengo de una comisión.
  2. Dicha cláusula establece un cobro por servicios no efectivamente prestados.
  3. Dicha cláusula no supera el debido control de trasparecía al impedir por su propia redacción conocer a qué obedece exactamente la comisión y su desproporción en su caso.
  4. La redacción torticera de dicha cláusula es ciertamente oscura en la medida en que pese a denominar ese cobro como comisión en realidad el devengo no se sabe si se anuda al mero impago o a la efectiva realización de reclamaciones.
  5. No se trata de una verdadera comisión sino de una penalización por el incumplimiento no claramente manifestada al consumidor; y, además, una pena añadida a la más evidente y propia de ello constituida por los intereses moratorios.

Dicha cláusula reúne las siguientes características que vulneran la normativa de derecho de consumidores, a saber:

  1. Se trata de una cláusula impuesta por la entidad crediticia no negociada individualmente.
  2. Supone un claro desequilibrio en las prestaciones entre las partes.
  3. No viene amparada por justificación alguna.
  4. Se trata de una cláusula que el Banco puede disponer automáticamente sin justificación alguna vulnerando la normativa bancaria en los referente al cobro de comisiones por posiciones deudoras.

Únicamente podría el banco justificar el cobro al cliente de dicha comisión, en el caso que cuando el cliente esté en mora la entidad bancaria justificara los gastos de gestión para reclamar al cliente el retraso en el pago.

Adelanto que no es así.

Las entidades bancarias aplican automáticamente dicha comisión a los clientes, ya que sus sistema informático automáticamente en el caso que el cliente se sitúe en mora, esto es en descubierto en la cuenta, el propi sistema informático de cada banco aplica o descuenta los famosos 30 euros en la cuenta del cliente.

En otro post, detalladamente, y en base a mi experiencia profesional, ya detallaré como es imposible, aunque un juzgado haya declarado la abusividad de esta comisión, su nulidad y por tanto que la entidad bancaria no pueda cobrarla, es imposible su desaparición.

Adelanto ya que cuando el banco es obligado judicialmente a no aplicar dicha comisión, no cumple y sigue aplicándola y la cobra a los clientes.

Siendo que si el cliente se queja lo que hace el banco es reintegrarte posteriormente el importe de la comisión que indebidamente te ha cobrado.

Las entidades bancarias aun pese a ser obligadas a no cobrarlas al cliente sin embargo no pueden hacerlas desaparecer, ello es así en tanto que tendrían que cambiar el sistema informático.

Desde este blog y si algún informático me ha leído ruego que me conforme si lo que manifiesto no es así.

Como los post que cuelgo se basan en experiencias profesionales en las que he intervenido, adelantado que ya he conseguido de dos juzgados distintos y frente a dos entidades distintas que se declare la nulidad por abusiva de esta cláusula.

Estoy a la espera de otras sentencias, pero ya adelanto que los juzgados han declarado nula dicha cláusula en base a los argumentos que he descrito en este post que espero que sea de utilidad a quien lo lea.

Numerosas sentencias están dando la razón al consumidor respecto la abusividad de dicha cláusula y la improcedencia de su cobro.

Si has leído este post, has revisado el préstamo, y te has dado cuenta que te han cobrado dicha comisión contacta conmigo para su reclamación a la entidad financiera.

 

Translate »
Ir al contenido